Harmonia Integrativa

Desde Harmonía Integrativa, nace un programa para cubrir las necesidades, que se generan en personas en proceso de separación o bien se acaban de separar.

Surgen nuevos estados emocionales, ante un escenario desconocido, que cuestionan nuestra estabilidad, nuestras capacidades y como enfrentarnos a esta nueva etapa.

Estos cambios en muchas ocasiones, además del duelo que implica la separación, del que hasta ahora era nuestra pareja y seres queridos, supone el abandono de nuestro hogar, nuestro campo base, que nos proporcionaba estabilidad; dejándonos con un sentimiento de pérdida y falta de arraigo.

Culturalmente nos han enseñado a pensar que primero hay que TENER para luego HACER y así poder SER.

Un porcentaje muy elevado de la población está conectado con el TENER, con lo que las pérdidas de lo que tenemos desarrolla nuestros miedos.

Dicho programa lo he denominado   In – Out Planner.

Desde Harmonía Integrativa, nace un programa para cubrir las necesidades, que se generan en personas en proceso de separación o bien se acaban de separar.

Surgen nuevos estados emocionales, ante un escenario desconocido, que cuestionan nuestra estabilidad, nuestras capacidades y como enfrentarnos a esta nueva etapa.

Estos cambios en muchas ocasiones, además del duelo que implica la separación, del que hasta ahora era nuestra pareja y seres queridos, supone el abandono de nuestro hogar, nuestro campo base, que nos proporcionaba estabilidad; dejándonos con un sentimiento de pérdida y falta de arraigo.

Culturalmente nos han enseñado a pensar que primero hay que TENER para luego HACER y así poder SER.

Un porcentaje muy elevado de la población está conectado con el TENER, con lo que las pérdidas de lo que tenemos desarrolla nuestros miedos.

Dicho programa lo he denominado   In – Out Planner.

Desde Harmonía Integrativa, nace un programa para cubrir las necesidades, que se generan en personas en proceso de separación o bien se acaban de separar.

Surgen nuevos estados emocionales, ante un escenario desconocido, que cuestionan nuestra estabilidad, nuestras capacidades y como enfrentarnos a esta nueva etapa.

Estos cambios en muchas ocasiones, además del duelo que implica la separación, del que hasta ahora era nuestra pareja y seres queridos, supone el abandono de nuestro hogar, nuestro campo base, que nos proporcionaba estabilidad; dejándonos con un sentimiento de pérdida y falta de arraigo.

Culturalmente nos han enseñado a pensar que primero hay que TENER para luego HACER y así poder SER.

Un porcentaje muy elevado de la población está conectado con el TENER, con lo que las pérdidas de lo que tenemos desarrolla nuestros miedos.

Dicho programa lo he denominado   In – Out Planner.